"CALAVERA"

JOSÉ BALLIVIÁN Y SERGIO BRETEL

BOLIVIA

La calavera es una multiplicidad que comporta muchos géneros heterogéneos y que establece uniones, relaciones entre ellos, a través de ritos, de pactos y de posesión entre espacios de diferentes natu­ralezas. Lo importante no son las filiaciones sino las alianzas y las aleaciones. Es así como planteamos a la calavera como un agente o mediador entre dos mundos el mundo de los vivos y el mundo de los muertos, que crea una relación de agenciamiento entre dos planos diferentes, es decir actúa y relaciona, tiene la capacidad de generar espacios críticos no hegemónicos y desafía hegemonía de lo normativo, homogéneo y físico para interrelacionar distintos planos del mundo material y el mundo espiritual, conectar dos estadios dife­rentes, el material y el espiritual. Es aquí o a través de esta cualidad de agenciamiento que la calavera cambia de naturaleza y deja de ser un objeto para convertirse en sujeto. Nos preguntamos con que funciona o con que actúa, con que conecta y qué conecta, como produce multiplicidades. Un agenciamiento es precisamente ese aumento de dimensiones en una multiplicidad que cambia necesa­riamente de naturaleza a medida que aumenta sus conexiones.

Planteamos la reinterpretación de calavera como imagen de muerte resignificando las distintas interpretaciones de poder que ostenta la calavera desde la época precolombina, pasando por la colonia hasta la época actual. La Calavera es un objeto de poder y un sujeto de reflexión.