ALEJANDRA BALTAZARES

MEXICO

El trabajo de Alejandra observa y refleja la construcción de la identidad femenina a través de intervenciones estéticas efímeras sobre el cuerpo. La serie fotográfica que produjo en Santa Cruz, documenta el resultado de lo que podría llamarse varios performances en los que la artista se somete al ideal de la belleza según la visión del legendario personaje cruceño ”Pipo”, Peinado de Reinas. Pipo, conocido por su trabajo con reinas de belleza y mas recientemente con señoritas de belleza de toda índole, es reflejo de una vocación no solo para la creación de peinados sino también para el trato y dinámica social que crea en su salón de belleza.

A través de sus fotografías Alejandra busca aislar el peinado separándolo por completo del resto del cuerpo para lograr comunicar a través del mismo la complejidad de los procesos de belleza no solo universales sino particularmente cruceños. Al aislar dicho peinado permite que el publico pueda apreciarlo como obra escultural y podría decirse que revela al fin la verdadera joya que corona a las reinas. No es una obra que busca polemizar el ritual de la belleza sino evidenciarlo, darle un lugar de importancia y a su vez permitir que el publico decida por si mismo cual es su relación con dicho proceso.

Andrés Bedoya

 

“Venir a un país sudamericano era un interés que tenia de tiempo atrás y la residencia me prermitió no nama mas conocer Bolivia sino también desarrollar un proyecto artístico inspirado en la vivencia diaria, la investigación y la reflexión entorno al tema de mi interés: la belleza femenina.

Mi interés radico en los diferentes cánones de belleza en Santa Cruz y los personajes que los legitiman. Encontré que existiera tres grandes productores de mujeres hermosas: Pablo Manzoni y “Las magnificas”, Gloria Limpias y “Promociones Gloria” y Pippo, “Peinador de Reinas”.

Comencé a investigar quienes eran y cuales era su papel en la cultura cruceña. Indague en las secciones de sociales, los programas de televisión de la farándula, anuncios publicitarios y con la gente en general.

Quería desarrollar un proyecto que surgiera desde la misma cultura cruceña que fuera un código local al que todos tuvieran acceso y compresión del mismo. Hablar el mismo idioma, no desde mi posición como extranjera sino mimetizarme y buscar desde adentro como se entiende la belleza en esta ciudad.

Alejandra Baltazares

www.livingartroom.com