MELINA BERKENWALD

ARGENTINA

Road Movies, Casetas

La experiencia en la residencia significó instalarme en un contexto diferente y todo lo que esto implica: pensar y repensarme, descubrir otros paisajes geográficos y humanos, mirar de nuevo, revisar mi trabajo, refrescar los sentidos, generar obra, ver qué ocurre.

No había estado en Bolivia antes de la residencia, y aunque llegué con la idea de continuar algunos proyectos, mi principal interés era de que poco a poco se fuera delineando un nuevo proyecto in-situ totalmente concebido desde mi relación con Bolivia y Santa Cruz de la Sierra. Fueron las pequeñas “casetas” de chapa que protegen relojes que regulan la frecuencia de los micros, los primeros objetos que llamaron mi atención y no dejaron de interesarme durante toda la residencia. Distribuidas por diferentes esquinas de la ciudad, volvían a aparecerse durante mis viajes como estructuras arquitectónicas nómadas, personales, semejantes a casas en miniatura. Decidí hacer fotos de todos sus lados y registrar datos varios de las mismas, conformando poco a poco un archivo visual y escrito. Esta obra es por el momento un work in progress (obra en proceso) que continuaré trabando en los próximos meses, con el objetivo de realizar una publicación de arte conteniendo diversas facetas y aspectos estéticos y funcionales de las casetas, y también del trabajo que realizan los “marcadores de tarjetas”, hombres y mujeres generalmente jóvenes que registran las horas y cuidan estos relojes y casetas todos los días del año. De todas formas, en una primera instancia exhibiré esta documentación visual en un pequeño show de diapositivas dentro de una caseta en desuso que he conseguido interactuando con personas de los distintos gremios de transporte.

En paralelo a estos proyectos, realicé obras que se suman a proyectos en los que vengo trabajando: una serie de fotografías de paisajes tomadas durante viajes que realice al principio de la residencia (a La Paz, Sucre y Potosí), impresas en lonas e intervenidos con hilos de cocer; nuevos videos (“Bolivia Intercity” y “Santa Cruz de la Sierra”) que se suman a la serie de “Road Movies” (películas de carretera) iniciada en 2003, realizados con imágenes de paisajes oníricos que decoran distintos medios de transporte público.

Estos proyectos, pensados y trabajados desde distintos procesos y formatos, tienen que ver con nociones de paisaje y de traslados, y con imágenes y objetos cotidianos que pasan desapercibidos a pesar de su carácter y belleza.

Otro aspecto importante fue compartir esta experiencia con la artista boliviana Narda. Se generó una amistad y pudimos reflexionar sobre el medio artístico y nuestro trabajo, lo que dio origen a una serie de pequeñas obras en colaboración: textos que intentan recrear nuestras charlas y reflejan un poco cómo somos, tan simple y tan complejo como eso.