Yakov y los Siete Ladrones

Madonna

El hijo único de Yakov, el zapatero del pueblo, está muy enfermo. Su última esperanza es pedir ayuda a un viejo sabio que habla con los ángeles. Pero el anciano se encuentra las puertas del cielo cerradas y sólo conseguirá abrirlas con la ayuda de todos los ladrones del pueblo. Un buen ladrón sabe como abrir cualquier puerta, incluso las del cielo, las de la esperanza.