CONVOCATORIA: POLÍTICA Y PANDEMIA

ARTISTAS VARIOS

INTERNACIONAL

El coronavirus acaba con todo, menos con las ideologías políticas que se ven en las marchas, las protestas y las redes sociales.
 
Esta muestra propone reflexionar sobre las tensiones que se han generado entre la salud, la política, y la economía actualmente utilizada como rehén.
 

1. CAMILA JOSÉ BARDEHLE RUIZ

Octubre 2019/Junio 2020, son dos acuarelas creadas a partir de fotografías de militares en Valparaíso, la primera en Octubre del 2019, fecha  del estallido social en Chile y la segunda en Junio del 2019 a los días de decretar cuarentena obligatoria en la ciudad.

Ambos militares, ambos armados.

 

2. CHRISTIAN ALARCÓN

Obligación de lavarse las manos, para que la obra no pare, porque la política continúa y la economía tiene que crecer, no importa el peligro, el país tiene que avanzar. 
 
En el suelo se divisa algo distinto, algo extraño.
 

3. CHRISTOPHER WILSTERMANN

La salud como un recurso político que se agota rápidamente.

 

4. DANIEL PACHECO

"A pesar de la hipercomunicación digital, en nuestra sociedad la soledad y el aislamiento aumentan. Hoy se nos invita continuamente a comunicar nuestras opiniones, necesidades, deseos o preferencias, incluso a que contemos nuestra vida. Cada uno se produce y se representa a sí mismo. Todo el mundo practica el culto, la adoración del yo"
Byung-Chul Han filósofo surcoreano
 

5.  EMILIO NADALES

La tendencia de las personas es pensar que es el gobierno el aparato que tiene la tarea del bienestar de todos y alcanzar ciertas mejorías y avances de sus sociedades. Es cierto, sin embargo, no del todo.
El hecho simple de botar la basura en la cesta de la basura, crea cierta conciencia en tu entorno que abarca limpieza, ornato y salubridad, hacer denuncias a los órganos competentes, ejercer el voto, respetar las señales de tránsito, respetar el paseo peatonal y la ciclovía, ceder el paso a los ancianos, la conciencia del respeto como base de las relaciones humanas, ser responsable de tu mascota, plantar árboles, acatar las normas de salud cómo lavarse bien las manos, respetar el distanciamiento físico, respetar la cuarentena por mi bienestar y el bienestar de otros son unos de los ejemplos.
Es un paradigma equivocado pensar que los cambios se hacen desde afuera hacia dentro, todo cambio brota desde adentro hacia afuera, como una semilla todo comienza por uno mismo. 
Cada uno de nosotros debemos asumir un porcentaje de responsabilidad social y preguntarnos de que manera contribuyo al bienestar de mi comunidad.

 

6. FERNANDO HIERRO

Los siguientes tres títulos no pretenden ningún tipo de precisión sobre el estado de situación actual, sino el de realizar pequeños señalamientos sobre las asimetrías entre región, idioma y personas. Y las consecuencias de no reconocernos como agentes epistémicos.
Tal vez el rapto de la población mundial en sistemas de salud precarios y colapsados, sea en parte la consecuencia de la reducción de nuestras experiencias a meros datos informativos. La dificultad de asumir que la biología no va a negociar la deriva en su viaje trágico, podría ser la expresión más acabada de la falta de conciencia crítica en estos tiempos. Reflexionar sobre un terreno de incertezas y su estado de injusticia latente, es un poco de lo que se trata…
 
Silencio hospital
La presente pieza forma parte de una serie iniciada para el proyecto Diagnóstico Terminal, en la ciudad de Cuenca -Ecuador-, que tenía como eje realizar obras in situ en un hospital abandonado. Dialogar con su espacio, sus huellas, sus historias historias contadas por quienes se acercaban me transmitió una sensación de cierto despojo durante toda la estadía. Los días pasaban y era el polvo del lugar que luchaba por permanecer y develar el tiempo de abandono impregnado en las historias clínicas, expedientes, placas radiográficas, cartelería, material descartable y protocolos generalmente importados de Alemania y traducidos al castellano. El interrogante que tuve luego de relevar tantos objetos, era si el edificio del nosocomio era un testimonio vivo sobre la indiferencia hacia nuestros cuerpos y nuestro conocimiento.
 
El progreso
Hoy día en plena pandemia resido en Suecia, país donde el estado pese a la notable cantidad de fallecidos, decidió no adherir a la cuarentena y mantiene la Convocatoria Política y Pandemia Galería Kiosko mayoría de sus actividades en curso. En este sentido comprender la optimización del tiempo, y la ecuación económica que significa un no parar -dentro de límites racionales-, resulta un engranaje del paradigma del progreso socialdemócrata durante el siglo XX y su pregunta flotante, acerca de si la técnica tiene una mayor jerarquía que la vida misma.
 
Entre dos cristales
Hace seis meses, luego de frecuentar la sala de lectura de una biblioteca universitaria escandinava, tenía varios interrogantes acerca de la relevancia de la experiencia latinoamericana en su bibliografía. Primeramente, emprendí en cada sección a lo largo de tres pisos y un sótano, una búsqueda temática en función de comprender cómo operan los diálogos entre los países nórdicos y américa latina.
Para rápidamente identificar en la mayoría de los casos, la tendencia de reducir nuestra riqueza cognitiva a un mero dato informativo. Después de tres días de pesquisa, desistí del proyecto, al identificar este gesto de desconocimiento epistémico como sistemático. Frente al cansancio y resignación, detuve la mirada en una ventana, y me encuentro con la muerte luminosa de un puñado de insectos, casi dispuestos para una taxonomía. Imagen que, en su desencanto, irradia el testimonio del vuelo de nuestras ideas, engañados por la luz y algo parecido a la transparencia.
 
www.fernandohierro.com

 

7. GABRIELA CARMONA

Yo una vez morí en el agua. 
Recuerdo que me lanzaron, 
caí del cielo y respiré agua 
Dentro de mi cuerpo pétreo. 

 

8. GRACIELA MARIA GONZALEZ, DANI A SECAS, CYBERELFA

Descargar PDF completo--- https://exigimosbuengobieno.wordpress.com/

Buen gobierno es una iniciativa de intervenir el espacio urbano mediante un conjunto de afiches descargables en formato PDF, desde los que manifestamos nuestra indignación frente a las vergonzosas decisiones y acciones del gobierno transitorio, en el marco de la crisis sanitaria (COVID 19), social y política. En vista de las dificultades coyunturales para manifestarnos de forma física, elaboramos esta serie de 14 carteles que invitan a problematizar las distintas situaciones a las que nos enfrentamos durante la pandemia, al tiempo que invitamos a la sociedad civil a repensar qué espera de un buen gobierno y del uso responsable y transparente de los recursos del Estado. 
La consigna consiste en difundir el PDF de forma que cualquier persona pueda imprimirlos e intervenir el espacio público a interpelando no solamente al gobierno, sino al resto de la ciudadanía. 
Estas intervenciones no tienen ningún tipo de regla, cada persona es libre de elegir qué afiches utilizar, dónde y cómo colocarlos.  
 

9. JOSÉ HERRERA

En 1949 Juan O’gorman finalizaba la pintura “Ciudad de México” como una yuxtaposición temporal que ponía en evidencia el paso de la ciudad de México hacia la modernidad, sus implicaciones socioespaciales y político económicas. En esta pintura fue representado el imaginario hiper-centralizado así como el sincretismo cultural mexicano.
La crisis que hoy nos atraviesa es un momento válido y necesario para revisar estas representaciones de la ciudad y a partir de ellas especular sobre su futuro: el espacio público y su apropiación, la casa y su habitabilidad.
¿Cómo descentralizar la mirada desde y hacia la ciudad?
¿Qué implicaciones corporales están insertas en las dinámicas económicas de la ciudad y cómo podemos vulnerarlas?
 

 

10. LEANDRO LOBOSCO

Esta serie aborda principalmente el estudio de cómo por razones de fuerza mayor la utilización de los espacios publicos está y se verá resignificada de acá a los proximos años, haciendo énfasis en las problemáticas sociales existentes que agravó el Covid-19.

"Hoy el espacio público es el lugar de contagio y los lugares donde solíamos realizar nuestras actividades cotidianas se vacían. La ciudad se vacía, pero se reinventa"
Las diversas decisiones políticas que se tomaron, a raíz del Covid-19, en Argentina y sobre todo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a fin de preservar la salud de los habitantes y no colapsar el sistema de público de salud generó la paralización de cientos de puestos de trabajo, el rubro gatronómico es uno de los más afectados junto con las clases mas bajas que se ven imposibilitadas de subsistir durante tantos meses de inactividad. 
 
Los famosos "Carritos de la Costanera", predecesores de los modernos Food-Trucks, que solían ser el refugio de algún mediodía buscando un "Sanguchito de Bondiola" o algún "Chori con Chimi" hoy cerrados, luego de 3 meses de confinamiento, son refugio para otros afectados por esta pandemia, los que no tuvieron en cuenta al tomar algunas de las decisiones políticas.
Personas en situación de calle que posiblemente en situaciones normales alquilaban una habitación por unos pocos pesos o habitaban Hogares y Refugios, hoy inactivos para reducir el riesgo de contagio. Están obligados a generar su hogar en el espacio publico en los Carritos desocupados de la Costanera, a la intemperie y con el frio sur que golpea la costa porteña en los meses invernales. Por razones de fuerza mayor son las primeros habitantes que están configurando y resignificando los usos y prácticas de los espacios públicos. 
Esto me hace reflexionar como arquitecto ¿Qué tipo de construcción física y simbólica tendremos del espacio público cuando todo esto haya pasado y volvamos a la "normalidad"?

 

11. MARIA EDITH PEREIRA SALAS

El bono universal para todos, menos para algunos.

De las minorías sin identidad, los nadie que no figuran tienen nombre pero no un número.
 
Comprobantes de pagos vacíos y el dinero posiblemente en otros bolsillos, quizás en bolsillos de esos que también compran respiradores con sobreprecio...

 

12. QUINTIN RIVERA TORO

"A las 19 hrs."/ Aproximadamente 19 minutos/ Serie de 20 video performances/ 2020
 

13. RICARDO FUENTEALBA-FABIO

 
¿Y si Hipócrates se ennegreciera? Fuera reversible, se volviera oscuro, lejano como un otro, invadido por el sol hasta perder lo blanco del mármol, lo blanco del yeso, lo blanco de esa falsa moral conservadora o si ¿hubiera un Hipócrates distinto, simbiótico, de naturaleza inversa como signo ambiguo, como imagen oculta? Entonces, dibujo bajo la sombra del dibujo, litigando con la ultramancha de Pierre Soulage y su representación, con el carbón mineral comprimido y profundo, azabache; además, esparciendo sobre las dos imágenes lúgubres, manchas de pintura negra que se encienden, que tienen una flama que nace del ígneo negro volcánico del cólera: la imagen, entonces, escupe lava, escupe bilis hacia los falsos héroes.
 
Esta obra nace de la indignación que me causó ver la noticia –jueves 19 de marzo de 2020–en El Mercurio de Santiago que informaba como un grupo de estudiantes de medicina, de séptimo año, de último año, de la Pontificia Universidad Católica de Chile –entre otras– se negaban a dar apoyo a la sanidad en la emergencia provocada por el Covid 19.
 
Comencé estos dos dibujos porque me inquietó la hipocresía con nombre de servidor público. Este díptico –en este par que se debe a sí mismo–, a veces tiene un alter ego que es igual a mirarse en un espejo de obsidiana, como un fenómeno identitario que es su propio contexto y que no mira más allá de su propia imagen paralela, que es personalidad en ciernes del modelo social, político y económico de un país que intenta despertar de las desigualdades pero, que al fin y al cabo, se sume en su padecimiento nacional: ahora, en el contexto de la nueva peste mundial.
 
En aquel momento, en medio de un total confinamiento en Valencia, observaba como profesionales de la salud española arriesgaban su vida en medio de la pandemia. Sin embargo y a partir de lo que pasaba en Chile, sentí, que una vez más el salvaje modelo neoliberal chileno había triunfado; que ellos, los estudiantes, se salvaban solos, con el interés mezquino propio de un grupo de privilegiados de la sociedad chilena. Ellos, no estaban dispuestos a enfrentar el riesgo que la situación ameritaba. Esa resistencia sin méritos –su revuelta– duró menos de un día debido a su supuesto arrepentimiento. Desde ese día, no he podido sacarme la imagen de un griego derrotado, triste y avergonzado.
 
Además, es evidente que estos universitarios nunca sabrán lo que hicieron, posiblemente porque aún no juran cumplirle a ese tal Hipócrates.
 

 14. VALENTINA CUADROS BIGGEMANN

Dadas las circunstancias de que el estado ha autorizado el uso de los espacios de culto a pesar de encontrarnos cercanos al pico de la pandemia, negando al mismo tiempo las reuniones para actos culturales es que considero que es mi deber colaborar con estas acertadas políticas proponiendo ropa contemporánea para las mujeres creyentes que asisten los actos religiosos y así evitar que aquellas que comulgan con la fe sean afectadas por este enemigo invisible que quiere alterar la manifestación de los actos de fe.