CONVOCATORIA TEMOR

ARTISTAS VARIOS

INTERNACIONAL

Miedo que se siente al considerar que algo perjudicial o negativo ocurra o haya ocurrido.

 

ALDAHIR MONTAÑO

A día de hoy se han establecido en nuestras vidas nuevas formas de organización y estructuración social, basadas en el distanciamiento y el aislamiento. El "Stay home", "quédate en casa" se ha convertido en el sistema de control frente al miedo. Muchas de nuestras libertades se han visto afectadas, a causa del estado de emergencia sanitaria en el que nos encontramos.
 
El contexto de la pandemia me provoca pensar urgentemente en el impacto que esta tendrá sobre mi cuerpo y su accionar político. Un cuerpo sometido ante el miedo y el encierro es un cuerpo alterado, es un cuerpo vulnerable, débil inmunológicamente, incapacitado para protegerse y reaccionar.
 
¿Cuáles serán las nuevas características de nuestros cuerpos después de la pandemia?, ¿Es control sobre el miedo solo el nuevo estado de poder mundial reactualizado?

 

BERNARDO BOEHME

Desconfianza creada ante la amenaza proveniente del exterior, una invisible, no tangible pero posiblemente letal nos obliga a recluirnos en nuestros hogares. Somos constantemente bombardeados de datos y estadísticas que inundan el subconsciente de un constante riesgo a causa del virus: casos confirmados, recuperados, decesos, etc. Esta sospecha latente del peligro a exponerse reafirma una cuarentena que ante una curva ascendente se alarga cada vez más.
 
Estamos comprometidos a desinfectar todo lo que toquen nuestras manos, lavarlas cada cierto tiempo, mantener la pulcritud del entorno, mantener distancia prudente, forzados alejar nuestros cuerpos de otros ante la sospecha de ser infectado. Todo ello a cambio de la idea de seguridad sin darnos cuenta que estamos entregando un pedazo de nosotros. Este temor nos obliga al encierro, ponemos nuestro cuerpo recluido para protegernos y así proteger a los nuestros, pero al mismo tiempo va quitando lo que somos, restándonos vida hasta reducirnos a solo carne.

 

CARLOS MUJIA OVANDO

Esta idea duele más que las otras, un pequeño instante que no durará siempre, si miras afuera el mundo sigue girando y detener las cosas para que no salgan volando es algo muy agotador, aún así seres de aferramientos y desapegos continuos se van a la cama, sabiendo o no, que quizás mañana todo cambie.
 
Sujetar con todas las fuerzas, con un delicado temor al fin.
 

CHRISTIAN ALARCÓN

 

DANIEL PACHECO

La propuesta parte de la idea/cuestionamiento, acerca de las redes sociales: la identidad virtual y las formas de interacción que se establecen con mayor incremento bajo el contexto de pandemia y confinamiento. 
 
Es natural el utilizar ‘avatares’ para relacionarnos en la comunidad virtual; la producción y creación de imágenes así como su difusión es contante y atraviesa cada parte de nuestra vida. 
 
La acción de vernos al espejo (‘la realidad’), resulta poco atractiva frente a las ‘infinitas’ posibilidades que nos ofrecen nuestras identidades virtuales donde capitalizamos nuestra imagen a través de reacciones, números, datos, códigos, lenguajes. 
 
Ya es compleja la búsqueda de nuestra identidad, para añadirle el paradigma de lo virtual. 
 
El deseo de ser memorable, duradero, en un mundo ‘virtual’ donde la linealidad del tiempo tiene otra forma de ser. 
 
Donde nuestra identidad depende de imágenes con estéticas establecidas, naturalizadas por las redes sociales.

 

EMILIO NADALES

El ser humano es el epicentro de mi arte y la fotografía el vehículo para expresar mi perspectiva única observo del mundo. 
 
El miedo ha sido un elemento presente en todo la historia de la humanidad y el cual tiende a distorsionar la realidad del mundo en frente a los ojos y los demás sentidos que requerimos para navegar en esta dimensión. Los temores pueden ser reales o imaginarios. Grandes textos filosóficos antiguos y la psicología sugieren que el miedo es el primer enemigo a vencer contraponiéndolo a la verdad.
 
Latinoamérica es un ejemplo de miedo o negación a su propia riqueza cultural y diversa por ignorancia de su propio valor y la contribución al mundo y el desconocimiento acarrea, por consecuencia, miedo.
 
La sociedad niega sus miedos escondiéndolos en una amalgama superflua, banal, un velo, un letargo, un sueño como si de una dimensión paralela se tratase, pretendiendo ser quienes no son.
 
La pregunta a la reflexión, ¿que estás tú haciendo para arrojar luz sobre tus miedos y qué estás tú haciendo en pro de un mundo mejor?, ¿Piensas que hacer “click” en un “me gusta” hará un verdadero cambio en el mundo donde vives?. Los verdaderos cambios requieren acciones tangibles.

 

JUAN ALEJANDRO MONTES

“En este fin de los tiempos mi mente me juega con diferentes escenarios apocalípticos involucrando a las flores, la vida y la muerte. 
La flor da la vida para después morir, dadora de vida, efímera por definición. 
De ella nacen las mentes, el arte, las ideas, la concepción y posteriormente la muerte. 
Los hombres como las flores nacemos, crecemos y en el apogeo de nuestra supuesta belleza, superioridad e inmortalidad surge el virus para consagrar a la muerte y posteriormente el renacimiento de la nada.”

 

JUAN CARLOS URRUTIA

Si la naturaleza no puede ser predicha, la conducta de sus cuerpos naturales, tampoco. Esta afirmación pone en tensión parte importante de la existencia: el conocimiento íntimo sobre la otredad. Y a partir de ahí vulnera la hipótesis sociológica sobre lo adecuado, desde el espacio de lo familiar, común o cotidiano.
 
El carácter amenazante de este cuerpo transgrede no sólo la información objetiva y sensible que se le ha conferido sino también toda posible construcción simbólica, contrariando vínculos, mitigando afectos y arrebatando certidumbres. 
 

JUAN JOSÉ ALFARO

La fuerza visual adoptada en la protesta como reflejo de la unión y poder colectivo en el pulso de las manifestaciones.

La bandera es la primera línea de defensa; los mártires, el ruido y el peso de las imágenes desde el periodismo hasta las capturas de video callejeras son las armas masivas, son la actualidad de algunos países latinoamericanos y el reflejo de las relaciones entre el estado y el pueblo.
 
El objetivo es una reflexión sobre el verdadero discurso visual que intenta no ahogarse en la turbulencia de la propaganda, cargada de perspectivas individualistas, solapadas entre el odio, la violencia, la indignación, el miedo y el abuso de poder.
 
Al ser una obra que usa recursos propios de la red se necesita acceso a internet para poder visualizar el contenido del siguiente enlace:

https://jjosealfaro.wixsite.com/coordenadas

Descripción técnica: videos de acceso libre reproducidos simultáneos sobre protestas recientes en países de Latinoamérica. Cada grupo de videos se tiñe con transparencias de color que conforman las banderas de los países involucrados.

 

KARINA ZABALA GLOCKER

Es un video que forma parte de una serie que se encuentra en proceso de trabajo y edición.
 

KELLY LENY LEDEZMA AYALA

Sentimiento temporal artífices de un momento real.

 

LAURA ARELLANO SOLIZ

En el mundo existe el descontrol en estos momentos, si uno piensa bastante en ellos no entiende el porqué, o simplemente se pierde en esos problemas.
Existe en el ambiente una energía que no es buena, y sin pensarlo incluso se siente inseguridad individual o se genera ansiedad.
El estar pensando en todos los temas llegan incluso a interrumpir el sueño, los horarios, las actividades e incluso los sueños y metas.
Existe incertidumbre en no saber que se vivirá mañana o en los próximos días, existe caos interno y más que todo desesperación.
Existe también el temor por la vida de cada uno, pero sobre todo por ek que vaya a pasar con los que queremos.

 

MARIA EDITH PEREIRA SALAS

Espacios que generan estimulaciones de conducta, un sistema corporal en constante movimiento, pero a la vez inerte, huir de manera paralizada, huir de ahí o huir ahí, en la misma perturbación angustiosa con la que comenzamos a sentir, el entorno circula, el tiempo nos consume.
En esta serie de dos fotos trabajo sobre el cuerpo paralizado y la manipulación del movimiento que genero dentro de un espacio de soledad reducido, en donde detono temores que desconozco en este contexto de confinamiento.

 

NICOLLE SENSEVE

Entre morir y desaparecer hay un proceso.

 

PABLO PANIAGUA

Esta obra, forma parte de una serie de trabajos visuales aún en desarrollo. Son el resultado de un proceso en el cual intento combinar diversas técnicas que utilicé durante algunos años, investigando la organización del campo compositivo, las posibilidades de combinación entre la gestualidad de la línea, la expresividad de la mancha, el dibujo realista y la palabra escrita (en ocasiones, como poesía visual) y la capacidad de generar sentido a partir de esas relaciones. 

 

PAOLA R. SENSEVE T.

Estamos hechos de la acumulación de recuerdos, experiencias, vivencias. Somos lo que nos pasó, cómo, dónde y con quién. Olvidar es fragmentar, desintegrar, desaparecer, borrar, anular, soltar, perder, vaciar, descontrolar.

 

PÍA CHAVARRÍA

La pintura que seleccioné para esta posible exposición virtual tiene dos nombres, ambos complementarios por la razón que explicaré en breve.
Los nombres son: “ Dos personajes en actitud relajada y una cabeza decapitada” y “ En un picnic”.
El primer título es evidentemente agresivo. Habla sobre una situación en la que dos personajes, cuyas identidades son variables y desconocidas, están disfrutando de un día en el parque, o un picnic; como lo denota el segundo título. Inmersos en sus pensamientos y aparente relajación, no se han percatado de que un tercer personaje ha sido violentamente despojado del resto de su cuerpo. Es una escena violenta, triste, y a la que le temo.
 
La pintura fue realizada dentro de los meses de aislamiento voluntario, en mi habitación en Costa Rica. Fue producida intuitivamente, en el sentido de que no posee estudios ni textos previos a su realización, y esta es de las primeras veces que me refiero a ella.
Cumple un propósito metafórico. No me he encontrado efectivamente enuna situación que refleje escenas de extrema violencia gráfica. Pero me ayuda a recordar mi temor por ser cualquiera de estas tres figuras: tanto los personajes relajados, ciegos de un sufrimiento humano lo suficientemente cercano como para verlo; así como la cabeza, sin un cuerpo para maniobrar, sin una libertad ni un futuro concreto, sin autonomía.

 

RODRIGO MOTTA

Este dibujo es parte de una serie en curso, donde estudio la figura humana a través de dibujos y pinturas imaginarios y de observación, para crear un catálogo de imágenes que se transforman a través del tiempo y mi sensibilidad por los períodos vividos. En esta cuarentena comencé a dibujar las figuras nuevamente, probando diferentes plumas y trazos.

 

SERENA VARGAS

Cuerpo consciente del temor encima.
El universo que no fue, algún día después de la cuarentena tomé bñun objeto de mi espacio aislado para recordar ese universo que no volverá más y respirar en el nueva normalidad sosteniendo el temor a de esa pérdida.
 

SERGIO BRETEL

La partícula del temor
Inserto en lo más profundo de nuestro ser mientras estamos vivos, phobos existe. Obedece a un mecanismo hormonal del cual vive, se alimenta de nuestra angustia, nuestro temor permanente, el miedo inherente al estar vivo que es nuestra fatalidad el miedo primitivo a la muerte.
 

VALENTINA BACHERER EBERHARD

Una escena que nos es familiar nos habita 
en un lugar que no reconocemos más,
nos faltan pedazos que nos han sido arrebatados. 
Una amenaza de agujeros mal taponados, 
que a su vez son nuevamente perforados.
 
¿Qué es esto tan familiar que se nos vuelve extraño? 
¿Qué nos confronta a lo innombrable, a lo ignorado?
Una silla vacía queda, junto a una espera en un no lugar, 
donde las máscaras han perdido su vanidad. 
 

VALENTINA CUADROS BIGGEMANN

Después de varias semanas sin tener contacto directo con gente fuera de mi familia, he acentuado mis relaciones personales externas a través de la tecnología disponible, como a todos también he sentido la insuficiencia de ésta manera para relacionarme, después de éstos contactos virtuales, que en realidad son fugases, mi vida cotidiana y la de mis padres vuelve a la realidad del aislamiento y la soledad, intentamos crear ocupaciones, tareas para distraernos, sueños, pero finalmente nos damos cuenta de que estamos deshabitados. 

Y nos llega el temor de mirar dentro de nosotros.